Fe y razón a un click.

La línea teológica y filosófica es el centro del quehacer académico y educativo de la UCSC que a través del diálogo fe-razón –propio del sello de la Universidad–, busca desarrollar el pensamiento crítico desde el análisis teológico-filosófico al pretender entrar en la hondura del pensamiento humano. Es por este motivo, que la Universidad ha incluido en la malla de todos los estudiantes, al menos dos unidades transversales de conocimiento teológico-filosófico, las que apuntan al desarrollo intelectual y espiritual de los estudiantes.

 

En un momento, en que la Universidad se ha ido transformado en un instrumento de profesionalización y formación técnica-científica, es vital volver a re-pensar el rol que cumple la Universidad en la formación de personas. Por esto, urge darle mayor visibilidad a las áreas que contribuyen a la formación humana, con el fin de motivar el verdadero sentido de la Universidad. La Universidad en Occidente, nació como un espacio intelectual que apuntaba a la búsqueda de la Verdad y al desarrollo pleno del ser humano dando espacio para el desarrollo de su creatividad y su inteligencia. Esto debe continuar. Por ello, todo ejercicio y práctica que contribuya a dicha misión, debe valorarse y ser comunicada a la comunidad.
El PDE, de la Facultad de Estudios Teológicos y Filosofía de la UCSC, en este sentido, apunta a mantener viva  la tradición de la Iglesia y de la Universidad Occidental, mediante el cultivo de la teología y la filosofía. La misión de la Facultad de Estudios Teológicos y Filosofía es contribuir al apostolado intelectual de la Universidad a través del desarrollo de la teología y filosofía en los ámbitos de la formación, investigación y vinculación permanente con la sociedad, en el marco del diálogo fe-razón. Por este motivo, basándonos en dos de los focos del PDE del Instituto: en primer lugar, la formación de personas y, en segundo lugar, el aporte al desarrollo local y nacional de la Universidad, es que ha surgido este proyecto.

 

Sabemos y valoramos la importancia, que un buen número de estudiantes, por años, le ha dado a los cursos teológicos y filosóficos. Importancia, que han reflejado en un trabajo serio y comprometido, no solo con una determinada calificación, sino, por sobre todo, comprometido con su formación integral y su realidad espiritual e intelectual.  Ese compromiso reflejado –en algunos casos– en buenos trabajos evaluativos, generalmente quedan en manos del profesor y no son accesibles a la comunidad, tanto de estudiantes como profesores.
Es por esto, que en nuestra calidad de docentes de filosofía y teología, reconocemos el valor que tienen aquellos estudiantes, que no siendo del área específica de las carreras de la Facultad, realicen, por ejemplo; un muy buen ensayo académico sobre el valor de los evangelios y su resonancia en su propia experiencia de vida, o una lectura atenta a la filosofía contemporánea y las críticas correspondientes, o cualquier trabajo novedoso y destacable que hayan podido realizar en un ambiente académico.

 

En este contexto, pensamos que dichos trabajos no deben perderse y, pueden ser, fuente de inspiración para que otros estudiantes, se interesen y encuentren en ellos, la motivación necesaria para su desarrollo académico y su formación personal.

 

Por consiguiente, esta página web trata de cumplir esa misión. Ser un espacio abierto a toda la comunidad, para que tanto estudiantes y profesores puedan contemplar los trabajos de nuestros estudiantes, deleitándose con los frutos y creaciones que nacen en la época de formación universitaria. Los jóvenes nos recuerdan las preguntas siempre jóvenes que anidan en nuestro corazón y son también las que nos mantienen con el vigor humano que necesitamos. Dios, el sentido del ser humano y su lugar en el mundo, así como la sociedad, la cultura y la historia, son los elementos esenciales de una formación humanista y cristiana. Y esta página quiere mostrar cómo, nuestros estudiantes se relacionan con estas preguntas y búsquedas.

 

Por esto pensamos, que en el actual contexto, de abandono de las humanidades en el quehacer universitario, es vital poner en el centro al ser humano. Cuando somos capaces de darle valor al desarrollo de la formación humana, sobre todo en el contexto universitario, estamos dando lugar a generaciones enteras de profesionales –que actúan en la sociedad– a ser verdaderos protagonistas de humanidad en el mundo actual.

Quiénes Somos

error: CONTENIDO BLOQUEADO.